4 consejos para conservar tu colección de discos de vinilo

Los discos de vinilo son objetos que requieren cuidado y dedicación. Hay ciertas prácticas que conviene tener en cuenta para evitar el deterioro por el paso del tiempo y factores externos varios. En la siguiente lista intentaremos aconsejarte sobre estas prácticas, fundamentales para la correcta conservación de los discos.

FUNDAS EXTERNAS Y FUNDAS INTERNAS

FUNDAS

Uno de los principales enemigos de los discos es el polvo. Para evitar que los discos entren en contacto con polvo, que luego se verá reflejado en la escucha en forma de ruidos intermitentes, es recomendable utilizar fundas. Hay dos tipos de fundas, las externas y las internas.

Con respecto a las fundas externas, es conveniente utilizar fundas resellables de alta densidad, que permitirán sellar el disco cada vez que sea guardado.

Las fundas internas son fundamentales para conservar los discos. Es preferible utilizar fundas de plástico antes que de papel, a menos que las fundas de papel tengan plástico en su interior. Si el plástico es anti-estático mejor. El problema de las fundas de papel es que al sacar y poner el disco puede rayarse por el rozamiento entre el disco y el papel.

EXPOSICIÓN AL SOL O A ALTAS TEMPERATURAS

massive-record-collections

La exposición de los discos al sol puede traer consecuencias desastrosas por el efecto de los rayos UV y el calor excesivo sobre la superficie del disco o la tapa. Por eso, es conveniente guardar los discos en un ambiente que no esté expuesto directamente a la luz del sol. Por otra parte, hay que ser cuidadosos con fuentes de calor cercanas (estufas, radiadores, iluminación). La exposición al calor puede provocar dobladuras en los discos.

GUARDA VERTICAL

AUDIOPHILE

Nada peor que apilar un disco sobre otro. La presión excesiva sobre los discos causa el famoso ring wear en las tapas (el círculo sobre la portada) y además puede provocar dobladuras irremediables. Al guardarlos verticalmente se reduce la presión de un disco sobre otro. De todas maneras, hay que considerar la presión ejercida horizontalmente. Por este motivo, lo ideal es no acumular muchos discos en el mismo estante. Otra posibilidad es usar separadores fijos cada 15 o 20 cm.

TEMPERATURA Y NIVEL DE HÚMEDAD

En una nota anterior recomendamos un sistema para limpiar los discos. Es importante que a la hora de guardar un disco que haya sido limpiado, el mismo esté completamente seco. Por otra parte, reproducir un disco húmedo provoca daños en nuestro sistema de sonido (bandeja, cápsula, púa). A la hora de elegir un ambiente para guardar los discos, es recomendable verificar que el nivel de humedad de la sala no sea excesivo. Además, la temperatura de la sala debería rondar los 20 grados centígrados.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s