El mercado de vinilos en Argentina, en expansión, pero con precios caros

Esta nota fue publicada originalmente en el blog brasileño Zombilly. La entrevista fue realizada por Andye Iore.

16802763679_dfbf10f808_n

Nuestros vecinos argentinos amantes de los discos de vinilo viven, como nosotros, una euforia. El comercio de discos es dinámico, con disquerías, coleccionistas y muchas opciones de compra por Internet. Al igual que Brasil, Argentina contaba con un gran mercado de discos y fabricación local, hasta que, con la aparición del CD, el mercado se redujo considerablemente. Los jóvenes eran aficionados de los Rolling Stones, Queen y Ramones (que influenciaron bandas locales), y los adultos buscaban vinilos de música popular brasileña en la frontera entre Brasil y Argentina, en la época de devaluación del real con respecto al peso.

Era común encontrar argentinos en disquerías brasileñas preguntando por discos de Chico Buarque. El “dame todo!” era común, los argentinos salían de las disquerías con bolsas llenas de discos y cassettes.

Hoy la situación es diferente, los discos argentinos son más caros. El precio es mayor a los discos en dólares de Estados Unidos. Por ejemplo, una edición argentina de “Bark at the moon” de Ozzy Osbourne puede costar cerca de 30 dólares. Un disco importado de Joy Division (nuevo), en disquerías puede rondar los 70 dólares.

Una curiosidad es que los discos argentinos tenían los títulos traducidos al español. Eso por un lado era una revalorización cultural del país, pero por otro, no siempre fue bien recibido por los coleccionistas. La traducción de nombres de discos, bandas y canciones comenzó en la época de la dictadura militar a raíz de una ley, y siguió hasta mediados de los 90. Esto sin embargo, sirvió de influencia para las bandas, que no cantaban en inglés sino en español.

Proyecto Zombilly entrevistó a tres coleccionistas argentinos que también venden discos. Les preguntamos sobre el estado del mercado discográfico, sobre precios y opciones de compra, además de sus opiniones sobre la traducción de los títulos al español.

“Hasta los 80, los discos eran traducidos. Yo prefiero los nombres originales, creo que es mejor para la obra”, opinó Pablo José, de Scatter Records. “Eso sucedía cuando los discos eran editados en el país, no me gusta. Con ese criterio, que pongan a alguien doblando la voz al español también”, dice Hernán, coleccionista. Pero el músico y coleccionista Lee Urso juega con la situación: “Aquí las traducciones son comúnes. Personalmente no me incomoda. A veces incluso, hasta me divierto mirando las traducciones de los discos, por ejemplo, el disco “Honey Bush” de Johnny Burnette , lo tradujeron como “Taponcito de miel”.

ENTREVISTA

 ZOMBILLY – ¿Como está el mercado del vinilo en Argentina? 

LEE URSO – Podemos decir que el mercado está en su mejor momento. En los últimos dos o tres años, el coleccionismo de vinilos ha crecido. Hay un tema de revalorización de la cultura del disco, además hay algo de moda.

JOSÉ PABLO – Hay un auge del vinilo, como en el resto del mundo. Hay pocos discos nuevos y un fuerte mercado de discos usados, ediciones argentinas, que quedaron de la época en la cual se fabricaban en el país. Esto es muy interesante. Hay mucha gente interesada e involucrada en el coleccionismo.

HERNÁN – El mercado argentino no está en su mejor momento. Hay barreras a las importaciones. La mayoría de los discos accesibles son los que quedaron de otra época. De todos modos, hay mucho interés en los discos nuevos y usados. Y muchos coleccionistas.

¿Cómo es el precio en comparación con el dólar?

LEE URSO – Aquí creo que cuesta un poco más de lo que cuesta en otros países en general. Pero es muy variable. Se puede encontrar una copia de “End of the Century” de los Ramones, por $ 40, $ 50, $ 80 … así, sin límites.

JOSÉ PABLO – En general, los precios de los nuevos discos de vinilo son caros en comparación con Europa y Estados Unidos. En promedio 50 y 60 dólares. Los discos usados en el rango de 20 y 40 dólares.

HERNÁN – Yo diría que el valor en dólares se duplica o triplica si comparamos con los mismos discos de USA o Europa.

¿Argentina tiene muchas tiendas que venden discos de vinilo?

LEE URSO – ¡Sí! Tiene muchas tiendas de discos y, por suerte, tiendas históricas con más de 30 años, que aún siguen abiertas.

PABLO JOSÉ – Hay varias tiendas que recomiendo. El clásico Abraxas, Exiles Records, Oid Mortales, Rock & Freud y Anthology.

HERNÁN – Hay muchas tiendas que cerraron, y hay algunas nuevas en menor medida.

¿Coleccionan y venden?

LEE URSO – Colecciono de todos los formatos. 78, 33 y 45 rpm, 10 , LPs. La mayoría de mi colección consiste en discos de rockabilly y blues primitivo. También de boogie woogie, jazz, tango, y algunas bandas clásicas de los 70 y fines de los 80.

PABLO JOSÉ – Tenemos una pequeña colección de 400 discos de vinilo y una tienda online con títulos nuevos, mayormente.

HERNÁN – Colecciono y vendo. Colecciono rock clásico, alternativo, post punk y algo de jazz.

¿Es fácil encontrar discos de décadas pasadas en la Argentina?

LEE URSO – Los discos de los 50, 60 y 70 son los más difíciles de encontrar. Se encuentra algo, pero los del 50 son muy difíciles.

PABLO JOSÉ – Sí, porque Argentina produjo discos hasta la década de 1990. Por lo tanto, hay buenas oportunidades de encontrar discos. Por ejemplo, encontré un disco edición argentina del primer álbum de los Trashmen, en excelente estado. Estaba en una pila de discos de tango. Es cuestión de tiempo y paciencia para encontrar cosas buenas.

HERNÁN – Depende de lo que estés buscando. Los discos de Queen están en todas partes. Pero los discos raros son cada vez más difíciles de encontrar, ya que van a manos de coleccionistas que no suelen venderlos.

Los entrevistados:

Lee Urso, 44 años, baterista de la banda Los Primitivos, Buenos Aires.

COLECCIÓN: más de 800 discos.

DISCO RARO: “Johnny Burnette Rock’n’Roll Trio”, edición original 1957.

Pablo José Hierro Dori, 39 años, propietario de Scatter Records, Buenos Aires.

COLECCIÓN: 400 discos

DISCO RARO: Trashmen, “Surfin ‘Bird”, 1967.

Hernán Touzón, 28 años, sonidista, Buenos Aires.

COLECCIÓN: 300 discos

DISCO RARO: “Velvet Underground & Nico”, edición francesa 1971.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s