Una aproximación a la escala goldmine

QUE ES LA ESCALA GOLDMINE

La escala goldmine es un sistema de graduación que se utiliza para establecer el estado de los discos de vinilo y sus tapas. Extendida a través de diferentes sitios de venta online, la escala es una referencia internacional a la hora de graduar discos. La escala no es exclusiva de los discos, aunque actualmente se utiliza principalmente en referencia a los mismos. El criterio de la escala es unificar todas las posibilidades en relación al estado de los discos en un sistema que va desde el mejor estado posible (discos nuevos) hasta el peor estado posible (discos rotos, o en muy mal estado). Las tapas se gradúan de manera visual, mientras que los discos se gradúan de manera visual y auditiva.

Lo primero que hay que aclarar es que la escala goldmine no está libre de subjetividad. Es cierto que las descripciones de cada estado ya vienen dadas de antemano, sin embargo, hay ciertos matices en la calificación que quedan a criterio de la persona que utiliza la escala. Por otra parte, la escala se utiliza únicamente para discos usados. Los discos sellados se califican directamente como “Sellados/Sealed”.

En términos generales, se pueden describir las siguientes graduaciones:

Mint (Nuevo): Es el mejor estado en el cual podemos encontrar un disco usado. Hablamos de un disco o una tapa sin ningún tipo de uso. Es un estado pocas veces utilizado por la dificultad de encontrar discos usados sin ningún tipo de desgaste, por más ínfimo que este sea.

Near Mint (Como nuevo): Un disco que puede haber sido usado (aunque no necesariamente), pero no tiene signos evidentes de uso. Puede referirse a un disco que fue reproducido una sola vez o varias, en su totalidad o parcialmente, siempre y cuando no evidencie signos de desgaste. La tapa luce como nueva, sin ningún tipo de marcas, ni stickers, ni escrituras.

Excellent (Excelente): A partir de este grado, empieza a intervenir la subjetividad de la persona que gradúa y el sistema de reproducción que utiliza. Un disco excelente no debe tener ningún tipo de ruido al ser reproducido. Visualmente puede tener algún desgaste pero mínimo (marcas por sacar/guardar el disco del sobre interno, por ejemplo). Estas marcas no tienen que afectar en ningún modo la correcta reproducción del disco. Las tapas en estado excelente deben conservarse en perfecto estado, aunque pueden tener algún signo de desgaste mínimo.

VG+ (Muy bien +): La mayoría de los discos usados que circulan por el mundo se encuentran en este estado. Las marcas de uso comienzan a ser evidentes a partir de este estado (tanto en los discos como en las tapas). Una tapa VG+ puede tener escrituras mínimas en algún sector. Un disco en estado VG+ presenta marcas de uso, y también puede tener ruidos intermitentes al reproducir, pero estos ruidos deberían reducirse al mínimo. Si los ruidos interfieren con la escucha, el disco no podrá calificarse como VG+.

VG (Muy bien): Las marcas presentes en un disco VG+ se acentúan en un disco VG. Las tapas comienzan a mostrar desgaste y pueden presentar escrituras, arreglos con cinta, etc. A partir del estado VG comienza a evidenciarse un círculo alrededor de la tapa (ringwear). Un disco VG presenta ruidos que no son intermitentes sino continuos, que se acentúan en los silencios entre tema y tema, fade in y fade out, o en momentos silenciosos del disco.

G (Bien): Los discos en estado G tendrán ruido continuo sin saltos. Las tapas se ven deterioradas por el uso y pueden contener cortes, marcas, arreglos, etc. El valor de mercado de un disco G se reduce a un procentaje bajo, aunque no mínimo. En los discos VG el valor también se reduce considerablemente.

F/P (Regular/Malo): Todos los discos que presenten saltos, dobladuras, roturas que impidan la correcta reproducción califican como F/P. Su valor de mercado es ínfimo.

La escala goldmine y la subjetividad de quien gradúa el disco

Un problema bastante frecuente tiene que ver con la subjetividad de la persona que gradúa los discos. Como la escala deja cierto margen de decisión, en muchas ocasiones surgen malentendidos entre comprador y vendedor por no ponerse de acuerdo con el criterio utilizado. En Argentina este hecho es muy evidente. Los discos nacionales usados en general presentan marcas de uso considerables, en parte por los sistemas de reproducción de mala calidad. Basta recordar que una cápsula con mayor peso del standard puede arruinar un disco a la primera o segunda reproducción. Si los discos son conservados en lugares demasiado húmedos o expuestos al sol, las tapas se deterioran rápidamente.

El mercado argentino de vinilos no termina de incorporar la escala goldmine completamente. Esto se debe a varios factores, pero se puede decir que uno de los motivos fundamentales es que la venta por Internet no está desarrollada al nivel de otros países. Por otra parte, comparando rápidamente sitios como Mercadolibre y Ebay/Discogs, podemos notar que Ebay o Discogs ya tienen incorporada la escala goldmine en la misma página desde la cual se realizan las publicaciones, mientras que Mercadolibre lo deja a criterio personal. Esto provoca que muchos vendedores de Mercadolibre no hagan referencia a la escala o utilicen sistemas arbitrarios como el puntaje numérico o descripciones vagas. En las disquerías es más complicado el uso de la escala goldmine porque la venta es cara a cara.

Otra razón oculta que explica la no utilización de la escala goldmine en Argentina tiene que ver con el margen que deja este sistema para especulaciones. Si bien dijimos al comienzo de la nota que la escala deja lugar a la subjetividad, también es cierto que en el caso de discos con ruido, la escala no permite demasiada interpretación. Como el valor de mercado se reduce considerablemente cuando comenzamos a descender en los grados de la escala, muchos vendedores hacen caso omiso a cuestiones relacionadas a ruidos o imperfecciones, porque claramente va en contra de su interés comercial.

De todas maneras, lentamente Internet va ganando terreno en el mercado de vinilos argentino, y la escala se va afianzando como el método más eficiente para calificar el estado de los discos de vinilo.

Por Hernán Touzón

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s