Discogs: El camino hacia la creación de la mayor base de datos discográfica del mundo

Discogs1

El objetivo de Discogs es, en palabras de su agente de prensa: “Crear la mayor base de datos de ediciones discográficas del mundo”. Es imposible pensar en Discogs y no relacionarlo directamente con la expansión y predominio de Internet y su omnipresencia en forma de redes sociales de todo tipo. Hace ya varios años, la red dejó de ser un espacio en el cual alguien crea su página web y otros ingresan, para convertirse en un entramado más complejo.

Cuando Kevin Lewandowski (fundador de Discogs) comenzó a subir y catalogar sus discos en una página web, su idea fue ir ampliando esta página compartiendo el link del sitio con listas de mails. En cuestión de meses la página estalló. Kevin se dio cuenta que ya no era necesario compartir links por listas de mails sino que la gente aportaba sus ediciones y las catalogaba por su cuenta. Lentamente se fue configurando una red social específicamente creada para que los coleccionistas de todo el mundo subieran sus colecciones. Todo comenzó con la música electrónica pero luego se amplió a los demás géneros.

Seguido de esto vino el marketplace, que es la principal vía de acceso de la mayoría de la gente. Pero el aspecto más interesante de la página es la idea de una “comunidad” internacional de coleccionistas. Discogs es como un hub en el que desembocan y se encuentran los coleccionistas de forma online. No es ni un catálogo de discos online ni un sitio de compra y venta, sino una combinación de ambos.

El aspecto comunitario se puede apreciar si uno ingresa al foro de discusión. Allí hay todo tipo de debates, que van desde explicaciones sobre la forma correcta de catalogar los discos, la manera de graduar su estado y diversas cuestiones relacionadas al coleccionismo. Discogs no existiría sin discos pero principalmente no tendría sentido sin discusiones y aportes de los mismos coleccionistas. Es una plataforma contributiva, en la cual los mismos usuarios mantienen girando la rueda. Existen jerarquías, es cierto. Algunos coleccionistas con más experiencia acumulada tienen mayor poder de decisión que otros. Por ejemplo, tienen la posibilidad de eliminar discos mal catalogados o de alertar a otros miembros cuando hacen algo que no cumple con las reglas de la página. Sin embargo, un miembro nuevo puede aportar discos o ediciones a la base de datos general, siguiendo las reglas. Así, por ejemplo, si un miembro posee determinada edición de un disco, de un país o año que no figura en la base de datos, puede agregarla y a los pocos minutos figurará junto con las demás ediciones.

Durante los últimos años, además de la posibilidad de catalogar vinilos y CDs, Discogs ofrece la posibilidad de catalogar música digital. Así es como podemos ver en su catálogo ediciones lanzadas directamente en formato digital (MP3, FLAC, etc), siguiendo las mismas reglas que para los demás formatos.

Lo interesante de la base de datos es que puede utilizarse como referencia para chequear listas de temas de álbums de todo tipo de música. No es solamente una herramienta útil para coleccionistas de discos, sino que sirve para que entusiastas de la música (sea en el formato que sea) puedan obtener información específica sobre la música que les gusta. Una prueba interesante para realizar es buscar determinado disco desde Google sin utilizar ninguna palabra clave relacionada a un formato. Discogs aparecerá entre los primeros resultados de búsqueda sin que el usuario especifique si la búsqueda se refiere a un vinilo, CD, o a un formato en particular. En ese sentido, Discogs compite junto con otros sitios como AllMusic o incluso Wikipedia! A decir verdad, parece que la misión original de crear la mayor base de datos de música en internet va en serio.

Dos funciones interesantes

Captura de pantalla 2016-02-20 a las 9.48.08 a.m.  Agregar a la colección/ Add to Collection: Es cierto, el mundo del vinilo es más que nada analógico. Pero también se pueden aprovechar las bondades del mundo digital. En este caso la opción que nos da Discogs es tener un catálogo personal de discos online. La opción es “Add to Collection”. Como la base de datos hace referencia a ediciones específicas, como usuario de Discogs, uno puede buscar determinada edición de determinado disco y con un simple click, la misma se agrega a nuestra colección. Si vamos a nuestro perfil y clickeamos en Collection, tendremos la lista de nuestros discos catalogados. Luego podemos crear subgrupos para ordenar nuestra colección.

Captura de pantalla 2016-02-20 a las 9.48.16 a.m.  Lista de deseos / Wantlist: ¿Estás hace años buscando un disco y no lo encontrás por ningún lado? En estos casos la mejor opción es utilizar la herramienta “Add to Wantlist”. Si alguien pone a la venta el disco que estás buscando, Discogs te enviará un mail con el link de la publicación.

Nos propusimos contactar a la gente de Discogs directamente y a los pocos días nos respondió Liz Maddux, Community Manager del sitio:

Liz Maddux: “El vinilo representa 14,3 millones de items publicados, mientras que el CD cerca de 4 millones”

digging-crates-make-it-happen

 

Hernán Touzón: DISCOGS comenzó como un proyecto personal de Kevin para catalogar su colección personal de manera online: ¿cómo fue que la gente se sumó y comenzó a agregar colecciones propias?

Liz Maddux: Discogs fue diseñado como una base de datos al estilo “wiki” (en referencia al modo colaborativo de wikipedia). En un comienzo, Kevin agregó 200 discos de su colección, invitando luego a otras personas a que hicieran lo mismo. Ahí comenzó todo. Kevin publicó mensajes con anuncios en algunas listas de mails relacionadas a la música, listas de la cuales él era miembro. Él nunca esperó que la página estallara de esta forma!

H.T.: A la vez que cientos de disquerías de todo el mundo cierran sus puertas, la página web sigue creciendo, y cada vez más gente compra discos de manera online. DISCOGS es un sitio en el cual los coleccionistas se conocen de forma virtual, no sólo agregando sus colecciones sino participando en los foros de discusión. ¿Cuál es tu opinión acerca de esta comunidad online y de qué forma el staff se involucra (o no) en su funcionamiento y desarrollo?

L.M.: La comunidad es lo que hace única a la página web y considero que es lo que atrae la atención de compradores, vendedores y coleccionistas de todo el mundo. El hecho de que seamos una página construida por sus propios usuarios genera un sentimiento de pertenencia y orgullo en sus miembros, guiados por la misma intención: la preservación de la herencia musical. Nuestro staff participa activamente en los grupos y foros de discusión, en general para dar una opinión sobre un tema o para resolver disputas entre miembros. En otros casos, para comentar en discusiones que nos apasionan. Hay gente del staff online que está involucrada y en la misma sintonía que los demás miembros, porque todo trabajamos con el mismo objetivo en mente: estamos en la misión de construir la mayor base de datos discográfica del mundo. Imagina un sitio con discografías de todos los artistas y sellos, sumado a un Marketplace de venta global que se desprenda de esa misma base de datos. Es todo por el amor a la música y para estar más unidos día a día.

H.T.: Con respecto al Marketplace: ¿Fue el revival del vinilo importante para la dinámica de la web? En comparación, ¿el vinilo se vende más que el CD, o es al revés?

L.M.: Absolutamente! El revival del vinilo ha traído mayor tráfico a la web. No solamente compradores sino gente interesada en aportar ediciones a la base de datos. El vinilo representa 14,3 millones de ítems publicados, mientras que el CD cerca de 4 millones.

H.T.: ¿Consideran factible agregar una previsualización de audio para los temas listados en la base de datos en un futuro cercano?

L.M.: El audio es un gran tema de conversación entre los miembros del staff y es algo que siempre estamos investigando.

H.T.: ¿Cuál considerás que es la razón por la que mucha gente continúa consumiendo y coleccionando música en formato físico en plena era digital?

L.M.: El formato físico es algo que no sólo se puede tocar sino que también aporta una experiencia sonora única, la cual no verás reflejada en ningún otro lugar. Esta respuesta es personal, pero considero que tiene que ver con una experiencia sensorial completa: sentir el disco en las manos, oír el ruido de superficie característico de un vinilo y transportarse a otro tiempo y lugar….

Por Hernán Touzón

 

 

 

 

One response to “Discogs: El camino hacia la creación de la mayor base de datos discográfica del mundo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s